Nosotros

La marca Moliné tiene su origen en la familia que desde hace cuatro generaciones llevamos el hostal y restaurante Moliné. Está situado en Bruguera, una aldea muy pequeña en la falda del Taga, montaña que domina y caracteriza el Valle de Ribes.

Desde antiguo, como en otras muchas casas solariegas, la familia Moliné preparaba Ratafia casera; a partir de la base de alcohol anisado y las nueces verdes, añadían flores y hierbas que cosechaban por los alrededores de Bruguera. La flora del entorno de Bruguera difiere bastante de la de otros pueblos vecinos del valle por la gran diversidad de paisajes, desde el más sombrío y húmedo al más solana y árido. Tener esta gran variedad de plantas aromáticas y medicinales entre otras es lo que enriquece y distingue nuestros productos de otras zonas vecinas. Todos los licores y productos que elaborábamos en casa eran servidos a los clientes del hostal, que año tras año volvían con la ilusión de probar la nueva producción de ese año.

Esta buena acogida nos animó, y en la tercera generación decidimos comercializar nuestros productos. El objetivo de ponerlos a la venta fue hacer llegar a todo el mundo unos productos de calidad, con una materia prima cosechada a mano y de los alrededores de nuestro pueblo, y hechos de la manera más artesanal posible. Respetando al máximo los procesos de elaboración de nuestros productos tal y como se hacían desde antiguo pero, cómo no, con métodos más modernizados para adaptarnos a los nuevos tiempos y poder asegurar una pequeña producción para nuestros clientes.

Productos Moliné

Nuestra ilusión como marca es dar a conocer la cultura licoraire y de conservas de la pequeña familia Moliné para conservar y no perder aspectos hoy en día casi anecdóticos pero representativos de las costumbres de nuestra tierra. Los Moliné somos una gente de naturaleza inquieta que, pese a seguir las tradicios, nos gusta probar cosas nuevas y experimentar con los productos de nuestra tierra. Fruto de esta inquietud son nuestros licores de Marialluïsa y Poniol que una vez probados por nuestros clientes ya no hemos podido dejar de elaborar. ¡A día de hoy estos dos licores son marca de la casa! También nuestras mermeladas de temporada, donde jugamos a encontrar combinaciones entre los sabores de las frutas que se cultivan por Bruguera con los toques especiales de las hierbas aromáticas que tenemos. ¡Siempre tenían mucho éxito en los desayunos del hostal!

Más recientemente, hemos decidido comercializar nuestras salsas Moliné de elaboración propia. Muy bien acogidas por el público acompañando gran variedad de ensaladas y platos distintos.

¡Ya verá, para chuparse los dedos! Salud y productos Moliné!